EEG como método para evaluar pacientes sin contacto.

Las sutiles ondas cerebrales detectadas mediante electroencefalografía (EEG) son la mejor manera de determinar si un paciente sin contacto grave podría recuperarse de una lesión cerebral.

Así lo revela un nuevo estudio en el que participa el Dr. Jan Klaassen, profesor asociado de neurología en el Colegio de Médicos y Cirujanos. Vagelos a la Universidad de Columbia.

Los descubrimientos realizados por su equipo sugieren la posibilidad de un cambio en la forma en que los especialistas tratan a los pacientes sin contacto con lesiones cerebrales graves.

Una de las tareas más difíciles en la unidad de cuidados intensivos es determinar cuáles de los pacientes con TCE sin contacto tienen más posibilidades de recuperación y en cuáles la rehabilitación producirá los mejores resultados.

Estudios anteriores realizados por el profesor Jan Klaassen y su equipo han establecido la capacidad de algunos pacientes que no responden a órdenes estándar para determinar la conciencia y generar ondas cerebrales. Esta actividad neuronal en el cerebro sugiere la posibilidad de restaurar la conciencia de las personas.

Los especialistas definen el hallazgo EEG descubierto como «conciencia oculta». Según su investigación, este es uno de los factores más influyentes que pueden determinar la posibilidad de que un paciente recupere la conciencia.

Revelan que la «conciencia oculta» tiene un valor pronóstico más fuerte que factores previamente establecidos como la edad del paciente, la Escala Neurológica de Glasgow o la causa de la lesión cerebral.

El equipo investigó los mecanismos subyacentes de esta conciencia oculta para determinar por qué los pacientes cuya actividad cerebral no se perdió ni quedó paralizada no podían ejecutar físicamente varias órdenes, y cómo se relacionaba con los resultados clínicos.

Su estudio incluyó a 193 pacientes sin contacto. En el 14% de ellos se descubrió una «conciencia oculta» mediante EEG.

Los pacientes fueron seguidos durante un período de 12 meses, en el que se observó que la tasa de recuperación era significativamente más rápida en pacientes con conciencia oculta que en pacientes sin un fenómeno EEG presente.

Después de un año, el 41% de los pacientes con conciencia oculta se habían recuperado por completo, en comparación con el 10% de los pacientes sin conciencia oculta.

El estudio fue publicado en Neurología de Lancet.

Referencias:

Rating
( No ratings yet )
Loading...
Ultimas noticias en Espanol hoy